Búsqueda personalizada

domingo, 1 de julio de 2007

El veterinario

En un pueblito un día de tantos el veterinario no se encontraba del todo bien y decide ir al médico. - Doctor, doctor, me duele aquí -dice señalándose el estómago. - A ver... hmmm... tendremos que hacer un análisis de sangre y otro de orina, para ver si... - ¿Pero qué dice? ¿Cómo puede ser ésto? -interrumpe el veterinario- ¡Yo soy veterinario, y me basta echar un vistazo a mis animales para saber qué es lo que tienen! ¿Cómo puede usted necesitar unos análisis? - Bueno, tiene usted razón. Ya me imagino lo que usted padece, si quiere le doy la receta ahora mismo, y si las cosas no van bien ¡lo sacrificamos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!!!!

Se ha producido un error en este gadget.