Búsqueda personalizada

viernes, 29 de octubre de 2010

Los diez mandamientos de un ejecutivo

Señores ejecutivos y gerentes, al direccionar una empresa debemoss tener en cuenta cada uno de los 10 puntos presentados a continuación, si se incumple alguno, lo más seguro es que nuestra gestión no sea del todo eficaz, así de que tenlos en cuenta y empieza a practicarlos.

1º. Programe y ahorre su tiempo. No lo malgaste en charlatanerías y bagatelas. Es un tesoro.

2º. Tenga un gran respeto a la dignidad de los demás. Trate como desearía ser tratado.

3º. Guarde equilibrio entre los derechos e intereses de su empresa y los derechos e intereses de las personas que vienen a pedir sus servicios.

4º. Haga planes para el futuro. No sacrifique los éxitos del porvenir por querer obtener triunfos inme¬diatos. La precipitación es señal de debilidad.

5º. No concentre funciones, asuma el riesgo de delegarlas. Quien centraliza, empequeñece a los otros.

6º. Que progrese su empresa, pero que progrese también su personal. Esmérese porque se promuevan, estudien y progresen.

7º. El buen ejecutivo procura estar al día en los conocimientos de su especialidad. Lea. Infórmese. No progresar es retroceder.

8º. No desprecie lo seguro y lo cierto por andar tras lo incierto y lo inseguro. Sueñe, experimente, pero no deje los caminos que le dieron buenos resultados, por atajos que pueden llevar al precipicio.

9º. Rechace de plano todo lo que vaya contra la ley moral, aunque vaya en beneficio de su empresa y aunque el rechazarlo le puede costar su puesto. Esto es definitivo para su personalidad.

10º. No crea que lo único importante es su empresa o negocio. Hay también otros valores: la familia, los amigos, la naturaleza. Sea humano, muy humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!!!!

Se ha producido un error en este gadget.