Búsqueda personalizada

jueves, 17 de diciembre de 2009

Diario de una mujer en dieta


Querido Diario…hoy comencé a hacer dieta. Tengo que perder 8 kg. En 17 días seré una mujer nueva. El médico me aconsejó escribir un diario donde debo colocar mi alimentación y hablar de mi estado de ánimo…
Me siento de vuelta en la adolescencia pero estoy muy entusiasmada con todo. Por más que la dieta sea dolorosa, cuando consiga entrar en ese vestidito negro maravilloso, que por cierto tendré que remendar porque tronó un poquito; va a estar todo perfecto…

1er. día de dieta.
Un pedacito de quesito blanco. Un tazoncito de cereales light. Mi humor está maravilloso. Me siento más liviana. Un leve dolor de cabeza tal vez…
2do. día de dieta.
Una ensaladita rápida. Algunas tostaditas y un vasito de yogurt. Aún me siento maravillosa.
La cabeza me duele un poquito más fuerte pero no es nada que una aspirina no pueda solucionar.
3er día de dieta.
Me desperté en el medio de la madrugada con un ruido extraño…
Creí que era un ladrón, pero después de un tiempo me di cuenta que era mi propio estómago haciendo un ruido que daba miedo…
Tomé un litro de té… Estuve orinando el resto de la noche.
Anotación: Nunca más tomo té de manzanilla.
4to día de dieta.
Estoy comenzando a odiar la ensalada. Me siento una vaca mascando pasto.
Estoy medio irritada. Pero creo que es el tiempo… Mi cabeza parece un tambor… Mi compañera de trabajo comió una torta alemana hoy en el almuerzo. Pero yo resistí.
Anotación: Odio a mi compañera de trabajo.
5to día de dieta.
Juro por Dios que si yo veo un pedazo más de queso blanco en mi frente, vomito! Mi almuerzo, una ensalada, parecía reírse en mi cara… Preciso calmarme y volverme a concentrar.
Compré una revista de las dietas “engorda come adelgaza” y una revista que traía en la portada a Ana Kournikova con una modelo en la tapa. No puedo perder mi meta, sé que lo lograré.
6to día de dieta.
Estoy muerta. No dormí nada a la noche. Y lo poco que conseguí soñé con un flan de vainilla. Creo que hoy mataría por un pedazo de pastel…
7mo. día de dieta.
Fui al médico. Adelgacé 250 gramos. Es una joda! Toda la semana comiendo pasto. Solamente me faltó mugir y perdí 250 gramos! El explicó que es normal. La mujer demora más en adelgazar, más a mi edad…
El HDP me llamó gorda y vieja!
Anotación: Buscar otro médico.
8vo. día de dieta.
Fui despertada hoy por un pollo asado ¡Lo juro! Él estaba en la punta de la cama danzando can-can.
Anotación: Mis compañeros de trabajo me empezaron a mirar raro…
Noveno día de dieta.
Hoy no fui a trabajar. El pollo asado me volvió a despertar, pero ahora bailando la pegajosa canción que dice: “el pollo, el pollo que más aplauda, el pollo que más aplauda lo mando, lo mando, lo mando a la mesa…” . Pasé el día en el sillón viendo televión y saborendo lechuga con agua. Creo que existe un complot. En todos los canales pasaban recetas de cocina. Enseñaban a hacer pastel de tres leches, lasagna y pechugas cordón blue…
Anotación: Comprar otro control remoto, en un arranque de furia lo tiré por la ventana.
Décimo día de dieta.
Odio a Ana Kournikova y a todas las ñangas espiritufláuticas que andan por las calles y que cuando caminan parecen esqueletos ambulantes.
Decimo primer día de dieta.
Pateé al perro de mi vecina. Grité como una loca y eché al aire todo mi repertorio de majaderías porque no encontraba esa blusa negra que me hace ver bien delgada.
Anotación: No entiendo porqué cuando paso mis compañeros de trabajo se pegan a la pared.
Decimo segundo día de dieta.
Sopa.
Anotación: Creo que nos estamos volviendo viciosos del Poker el pollo asado y yo. Pero la verdad ya me dí cuenta de que él me roba.
Decimo tercer día de dieta.
La balanza no se mueve. Ella no se mueve! No perdí un mísero gramo!
Comencé a reírme a carcajadas y a jalarme el pelo. Asustado, el nutriólogo, sugirió un psicólogo. Creo que llegó a decir psiquiatra. Sería porque lo amenacé con un bisturí si volvía a escribir ensalada en mi dieta?
Anotación: No vuelvo más al médico, el pollo dice que es un charlatán y yo le creo.
Decimo cuarto día de dieta.
El pollo me presentó a sus amigos. El lomo es muy buena gente, y la tarta, aunque está medio enfadada, es una dulce.
Decimo quinto día de dieta.
Maté a Ana Kournikova! La corté en pedacitos al igual que a todas las desnutridas de todas mis revistas… JAJAJAJAJAJAJAJA tambien a un pedazo del Sr. Panqué, pero quiero aclarar que fue en legítima defesa, porque él me amenazó con un pedazo de tocino.
Décimo sexto día.
No estoy más a dieta. El pollo me hizo pasar un coraje y me lo comí junto con el pan. Y arremetí con todos sus secuases, aunque sigo creyendo que el pastel era muy dulce, pero todos ellos sabían demasiado, JAJAJAJAJAJAJA.
Decimo séptimo día.
Desapareció el dolor de cabeza y me siento FELIZ………. tiré a la basura el maldito vestidito negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!!!!

Se ha producido un error en este gadget.